Metadatos: “Dime con quién andas y te diré quién eres”

Cuando nos comunicamos a través de internet enviamos y recibimos datos. Estos datos son el contenido de nuestros correos electrónicos, de nuestros chats, las páginas que visitamos, el audio de las llamadas telefónicas, etcétera.

Por otro lado están los metadatos que son datos que describen a los datos. En el caso de un correo electrónico, por ejemplo, los metadatos son el remitente, el destinatario, la hora en el que correo electrónico fue enviado, la dirección de ip, etcétera. Información similar se podría obtener de llamadas telefónicas, chats o cualquier tipo de comunicación.

A simple vista los metadatos podrían parecer inofensivos, sin embargo almacenados durante mucho tiempo dicen mucho de una persona. El proyecto Immersion del Instituto Politécnico de Massachussetts permiten visualizar nuestra red de contactos a trevés de los metadatos que tienen empresas como Google, Yahoo o Microsoft. Solamente con la información de origen, destino y fecha en la que se enviaron los correos generó el siguiente gráfico de mi red social. Los círculos grandes son las persona con las que más me comuniqué (cuando usaba GMAIL). Si tienen una cuenta de Gmail, Yahoo o MS Exchange, les invito a que hagan la prueba y visualicen lo que saben de ustedes estas empresas. Eso sí, al hacer esto estarán dando acceso a sus datos al MIT. Ellos dicen no hacer nada con los mismos y dan la opción de borrar. Igual no queda más que confiar ya que el software corre en sus servidores. En caso que no lo quieran hacer pueden probar el demo sin ningún riesgo.

Dice el viejo refrán: “dime con quién andas y te diré quién eres“. Deberíamos preguntarnos cuánto puede saber de nosotros empresas como Google, Microsoft, Yahoo o Facebook por nuestros datos. Además recordar que gracias a Snowden ahora sabemos que las empresas que mencioné dan acceso de nuestros datos a la NSA:

Documento filtrado por Snowden, parte de una presentación del programa PRISM

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You can encrypt your comment so that only Rafael Bonifaz can read it.