Importancia de los estándares de documentos e interoperabilidad

El siguiente artículo se me solicito que lo escriba para la revista Computer World de Ecuador en su edición 15 de marzo al 15 de abril del 2008

Relación de los formatos ODF y OOXML

Tradicionalmente los formatos de documentos de oficina han sido cerrados y dependientes de la aplicación que generó el documento. Un archivo escrito en un procesador de palabras determinado, no permite que se visualice bien el texto en otro procesador de palabras.

En el año 2002 OASIS, organismo internacional de estandarización, empezó a crear un estándar abierto llamado Open Document Format (ODF). La especificación de este formato de archivos garantiza que el documento se vea igual en cualquier otra herramienta que soporte el estándar. De manera similar funciona el estándar HTML y las páginas web, donde una página que respete el estándar se puede visualizar en cualquier navegador web.

En el proceso de investigación de ODF resalta la participación de los principales desarrolladores de suites de oficina. Microsoft fue parte del comité de investigación, sin embargo al poco tiempo se retiró. En el año 2005, OASIS envía el formato ODF a ISO, para que sea aprobado como norma internacional. En el año 2006 el formato se aprobó como norma ISO/IEC.

En noviembre de 2005, Microsoft envía a ECMA (organismo europeo de estandarización) el estándar OOXML y éste se aprueba en diciembre del 2006. ECMA lo envió a ISO para su aprobación como norma internacional ISO/IEC. En septiembre del 2007, el estándar se desaprobó con 3000 comentarios técnicos de países alrededor del mundo.

ECMA agrupó estos comentarios y envío alrededor de 1000 respuestas a las mismas. Se trataron de analizar las respuestas y ver su factibilidad. El proceso se realizó sin éxito, durante cinco días en marzo del 2008 en Ginebra, con la participación de 120 expertos del mundo en XML.

El proceso de estandarización de ODF tomó cuatro años desde 2002. Se lo empezó a analizar en OASIS y, en 2006, se aprobó como norma ISO. Este estándar tiene un volumen mayor a 600 páginas. En marzo del 2008 se realizará la votación final del estándar OOXML. De ser aprobado el proceso se lo realizaría en dos años y medio, tiempo reducido para aceptar un estándar con más de 6000 páginas.

La principal ventaja de tener un solo estándar informático es facilitar la interoperabilidad. Si todos los programas de oficina guardan los documentos con un mismo formato, cualquier aplicación que soporte el estándar lo podrá leer. Contar con dos estándares en lugar de uno dificulta que los programas soporten los dos estándares y puedan interoperar entre sí. Tener un sólo estándar garantiza al usuario la opción de escoger la aplicación de ofimática que mejor funcione.

Artículos relacionados

  • No existen artículos relacionados

Publicado por

Rafael Bonifaz

#SoftwareLibre #criptografía y #privacidad

Un comentario sobre “Importancia de los estándares de documentos e interoperabilidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.